Se acerca el final…

Y no por inevitable me puede doler que no sea el que merecen, mucho me temo que si las cosas se atraviesan (y buena pinta no tienen) se les pegarán demasiados palos extra. Me da una pena increible ver como Navarro es practicamente un ex-jugador cuando le considero el mejor jugador español exterior de todos los tiempos. Me irrita ver a Ricky Rubio invadiendo el espacio vital de Calderón, como si los méritos de Ricky que es uno de los jugadores más sobrevalorados de todos los tiempos fueran ni la cuarta parte de los de Calde. Pero también me ocurre que considero muy complicado encontrar culpables concretos a lo de ayer con Croacia o a un posible final no exitoso de la selección (a la que sigo guardándole fe).

Creo que centrar el tiro en Scariolo es tan injusto como meterse con Navarro porque a éste último ya no le vayan las piernas o el coco como antaño. Scariolo es el seleccionador español más exitoso de siempre y no siempre ha tenido el mejor equipo de las competiciones en las que participaba, el Eurobasket de Francia lo demostró.
Pero notas, ves, hueles, intuyes que no es el seleccionador que el equipo elegiría, lo peor de todo porque quizás el equipo no elegiría a ninguno…y ese creo que es el problema real y auténtico que puede dictaminar el final de ésta generación, el no encajar unos roles que el tiempo les haya ido asignando acordes al momento actual que viven.3ODZKCMn5ECi9k4FXwKk5w-28218879784

 

Y ese sentimiento enfrentado también me lleva a los demonios, por un lado los admiro como jugadores, me han hecho feliz durante años con sus partidos épicos y por otro me sale el entrenador que llevo dentro diciéndome que son bastante sobrados y que a ellos con que cuento les va a venir nadie a decir lo que tienen que hacer…

Podríamos entrar en temas tácticos y no me gustaría aburrir a la gente, que si no atacamos las zonas lo suficientemente bien, que si el equipo solo tira de 3 o tira demasiado, que si no se ataca el aro, que si algunos jugadores no leen bien el juego, y entiendo que un poco de eso también hay, pero para mí, no es algo tan evidente como para hacer del culpable (exclusivo) al señor Scariolo.

Quizás hacer un autoanálisis individual de todos los miembros de la selección pueda ser la tabla de salvación a la que acudir. El grupo de los JJOO es terrible, mucho más que lo que cualquiera pueda pensar, si quitas a Nigeria lo segundo más flojo que tienes es el anfitrión y no es moco de pavo. De entre Argentina,Lituania,Brasil,España y Croacia (que ya nos ha ganado) sólo pueden entrar 4 y uno irá demasiado pronto a la calle, crucemos los dedos.

Pero lo que no quiero para ellos es un mal final, un final de malos rollos, de tirarse trastos a la cabeza, de rajar unos de los otros. Ni Sergio ni ellos lo merecen, pero o tocan a filas ya, o entonan cada uno su mea culpa, o rectifican sus actitudes, y por desgracia mejoran su forma (cosa que dista una eternidad a la mínima aceptable) o estarán abocados a tener el final que nunca debieron tener, y que nunca merecieron (ni merecimos).
En su mano está, quizás también en su corazón y en la medida de que su ego y su orgullo les permitan enfocarlo.
Ojalá nos veamos otra vez con vosotros en la final, yo aún tengo un hilo de esperanza, me lo habéis demostrado tantas veces…