jugadores

jugadores

baloncesto

Durante la presente temporada he comenzado a entrenar a un grupo de chavales de la categoría cadete, todos ellos de primer año; es decir, que voy a realizar este trabajo con una categoría de formación, pero de edad avanzada, donde creo que puedo dedicar más tiempo al desarrollo del baloncesto mental que en categorías inferiores.

No pretendo descuidar la técnica, y para conseguir conjugar ambas cosas apelo constantemente a su responsabilidad individual para mejorar, yo hago las correcciones que creo oportunas, tanto técnicas como tácticas, pero son cada uno de ellos los que se tienen que preocupar de mejorar en cada ejercicio; individualmente han de pensar que es mi responsabilidad mejorarme a mi mismo.

Cuando en algún ejercicio les pido que cuenten su número de canastas, o de pases, o de botes, y les pongo un castigo si no consiguen determinada cifra de lo que sea, nunca cuento si lo consiguen o no, solo pregunto y los que no lo han conseguido deben hacer el castigo. De esta forma tienen fácil engañarme si no quieren hacer el castigo, pero también tienen claro que el castigo no es más que una forma de picarles, el castigo no requiere un esfuerzo físico, solo requiere el esfuerzo mental de aceptar que tienes que mejorar.

El aspecto de la responsabilidad colectiva es algo que iremos trabajando a lo largo de la temporada, según vayan surgiendo conflictos que tengamos que resolver, tales como faltas de asistencia a entrenamientos, o reproches a los compañeros. A estas alturas de temporada todos están motivados y a ninguno se le pasa por la imaginación que vaya a faltar a entrenar o que vaya a reprochar nada a ningún compañero, pero pasará, y tendremos que estar preparados para cuando ocurra.

La responsabilidad colectiva también se trabaja desde el ámbito individual, pero ya no es pensar en lo que debo o no debo hacer para mejorarme a mi mismo, sino el qué le puedo aportar yo al grupo en cada momento. Aporto mi intensidad, mi compañerismo, mis ganas de pasármelo bien, etc.

Como todos los entrenadores, yo también quiero ganar, pero esta filosofía va más allá de los partidos, más allá del baloncesto, en categorías de formación no se trata solo de formar jugadores de baloncesto, se trata de formar personas, y creo que el hecho de que tomen conciencia de su responsabilidad en que las cosas funcionen en un equipo de baloncesto no da solo resultado dentro del equipo, lo da también en la vida.

Ignacio Nieto

baloncesto

jugadores

jugadores